FAVORITOS DE LUCAS,  General,  MARCAS,  PERFUMES DE LUJO

El Perfume es la Joya más misteriosa

En este post os voy a hablar de una casa de perfumes que me ha cautivado por su elegancia y por su diseño. Se trata de Ann Gérard Parfum Paris.

En uno de mis viajes a Paris conocí a la creadora de la marca que es diseñadora de joyas y una apasionada por la magia de los perfumes que se atreve a reunir estos dos universos. En muchas ocasiones vemos cómo personas que proceden de otros sectores hacen una incursión en el mundo del perfume por cuestiones de marketing, pero en el caso de Ann Gérard podemos captar su auténtica pasión por las fragancias. De hecho ha querido trabajar con una de las mejores narices de la actualidad para la creación de sus tres primeros perfumes, el gran perfumista Bertrand Duchaufour, amigo personal de la diseñadora, que ha concebido para Ann Gérard Parfum Paris las 3 fragancias en total armonía con su universo, descubriendo una línea innovadora y atemporal donde ha utilizado las materias más nobles. Formado en Grasse, Bertrand Duchaufour es un perfumista independiente que ha compuesto fragancias para L’Artisan Parfumeur, Comme des Garçons, Penhaligon’s, The Different Company, Eau d’Italie

Los perfumes de Ann Gérard son «une parure sécrete» (un adorno secreto). Como una joya invisible y misteriosa que nos embellece. No lo podemos tocar, es secreto, pero cuenta una historia, la nuestra. El perfume es como el espejo de nuestras emociones, donde la joya en su máxima expresión se convierte en perfume, cómplice de todos los instantes.

De las 3 creaciones de Ann Gérard Parfum Paris, mi favorita es Perle de Mousse, un chipre especiado que tiene una sorprendente dósis de lentisco (4%) que nos ofrece una nota verde como a musgo que se mezcla a la perfección con el muguet ambarado. Una reinvención perfecta del chipre verde floral, realmente original.

Sus otras dos fragancias Cuir de Nacre y Ciel d’Opale son también dos joyas misteriosas que merece la pena descubrir por su gran composición.Espero que estos misteriosos perfumes os seduzcan como a mí.

Un abrazo,
Jean-Luc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *