fragancias frescas
L'ABC DU PARFUM

POR QUÉ EN VERANO NOS GUSTAN MÁS LAS FRAGANCIAS FRESCAS

El calor. El principal motivo por el que en época estival nos decantamos por fragancias frescas es el calor. Durante el invierno, buscamos fragancias que nos hagan sentir cálidos, protegidos y arropados.

El ambiente se encuentra frío y nosotros nos echamos encima jerséis y abrigos, y aún así, en ocasiones no es suficiente. Es como el olor a café recién hecho una mañana de invierno. De pronto, nos activamos, nos sentimos como en casa, nos sentimos protegidos.

En verano nos encontramos con el efecto contrario. El calor, llega a nuestras vidas de lleno y nos encantaría pasarnos los días en remojo. Bajo la ducha, disfrutando de un río o un lago, chapoteando en la piscina o paseando entre la brisa marina. Pero no siempre es posible.

Por esto, instintivamente nuestro cuerpo busca fragancias que puedan hacer sentir a nuestro cerebro que estamos más frescos de lo que realmente estamos. Aquí entran en juego toda la amplia gama de cítricos como la Naranja, la Mandarina o la Bergamota de Calabria. También la familia olfativa de las fragancias oceánicas u ozónicas: frescas, sutiles y con olor a limpio.

Además, cambiar de perfume en verano y en invierno debería ser un must, ya que debemos encontrar una que se adapte a la temperatura ambiental, a nuestra piel y a nuestras emociones con el fin de hacernos sentir felices, a gusto con nosotros mismos y relajados.

Podemos encontrar esta sensación en algunas fragancias como 23 NAO de Agua de Surf con notas de bergamota, ultrazur o vetyver: La representación del Océano Atlántico. Hierbas de Ibiza con su naranja, limón y romero es por otro lado, un agua de colonia estupendo para esta época del año. Y tú, ¿Cuál recomendarías?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *